Frida y Diego, Diego y Frida… tuvieron una de las historias de pareja más tormentosas, pero además de pareja, eran colegas y ambos tienen obras muy caras.

Ambos eran artistas, aunque en diversos estilos, y cada quien gozó de tremenda popularidad en su época.

Fama que aún perdura: las obras de la pareja están valuadas en millones de pesos ¿pero quién tiene la mejor oferta?

Frida Kahlo es considerada una exótica pintora, la mujer quebrantada por el dolor, la amante rebelde, el ícono del género fluido.

Te puede interesar: MAÑANA CUMPLIRÍA AÑOS FRIDA KAHLO ¡Y HAY FIESTA!

Mientras que a Diego Rivera se le recuerda como el muralista aclamado, comunista radical e infiel ineludible.

La oferta de Kahlo

Ella fue la primera artista latinoamericana en romper la barrera del millón de dólares en subastas de arte.

“Dos desnudos en el bosque, (La Tierra misma)”, se vendió por ocho millones de dólares en una subasta en Christie’s, en mayo de 2016.

Con esto rompió el récord de precio de la obra de arte más cara de un artista latinoamericano en subasta.

El cuadro de Raíces se vendió por cinco millones 616 mil dólares en Sotheby’s en mayo de 2006, casa que entregó el autorretrato “El tiempo vuela” por cinco millones 65 mil 750 dólares.

¿En cuánto están las obras de Diego?

Diego enfrenta una desventaja, pues sus obras más conocidas no pueden venderse, por el hecho de ser murales.

Pero las que hizo a pequeña escala sí que han acabado en manos de magnates, así como otros objetos de su propio estudio.

Por ejemplo, “Los rivales”, se convirtió en la obra latinoamericana más cara que se ha vendido pues desembolsaron 9.7 millones de dólares por ella.

Mientras que el retrato de la actriz Matilde Palou se subastó por dos millones 412 mil 500 dólares, luego de pasar 30 años guardada.

En 2011, “Tehuana”, “Retrato de española” y “Marinolas” se vendieron por 700 mil dólares.

Así que ambos en realidad, tienen precios muy altos por sus obras; por algo representan el arte mexicano.

Te puede interesar: POR PANDEMIA, PODRÍAN VENDER MURAL DE DIEGO RIVERA