Unión familiar, 11 jugadores por equipo dispuestos a dejar la vida para ganar las yardas en el emparrillado, corazón y pasión en cada jugada del partido, son los principales ingredientes que hacen que el football americano sea el juego de la vida.

Este deporte tiene la magia que, ya sea en su categoría más pequeña o a nivel profesional, nos regala partidos increíbles dignos de cualquier película de Hollywood, mostrándonos la belleza del mejor deporte del mundo.

el juego de la vida

Football americano

Un deporte que nació como evolución del rugby en la Universidad de Yale, se fue transformando con el paso del tiempo en el juego que combina la pasión, la diversión, la fuerza, la tecnología y la estrategia de una manera casi perfecta.

En Estados Unidos se comenzó a jugar de manera más organizada y formal a principios del siglo XX en las universidades norteamericanas.

Fue hasta mitades del siglo nació la NFL dándole forma a lo que conocemos hoy en día.

Joe Paterno, Joe Montana, Peyton Manning, Tom Brady, Mike Webster, Jerry Rice, Troy Polamalu, Emith Smith, Dan Marino, han sido los encargados de darle forma al deporte estadounidense por excelencia, convirtiéndose en la inspiración de millones de jugadores alrededor del mundo.

el juego de la vida

En nuestro país es el deporte estudiantil por excelencia, convirtiéndose en la mejor opción para fomentar la perseverancia, la valentía, el respeto, la tolerancia y el trabajo en equipo en millones de niños y jóvenes.

Unas pruebas de ellos son todos los equipos pertenecientes a la OFASE, que llevan más de 30 años trabajando con la niñez y juventud del sureste del país.

En conclusión, el football americano te enseña a levantarte, a seguir luchando a pesar de lo fuerte que haya sido el golpe, a trabajar en equipo siempre en búsqueda del bien común y siempre luchar por tus sueños hasta convertirlos en metas cumplidas.

Y tú, ¿qué esperas para sumergirte en la pasión del emparrillado?

Te puede interesar: LEONES CANCÚN RECIBEN ANILLOS POR CAMPEONATO NACIONAL