¿Recuerdan el ecocidio de Tajamar? Resulta que Fonatur aún no ha trasladado a las especies de flora y fauna que se encuentran en la zona, por lo que la Profepa le ha dado como fecha límite el 8 de febrero, con prioridad para las especies que se encuentren en alguna condición de riesgo de conformidad con la NOM-059-SEMARNAT-2010.

Además, tiene hasta el 15 de febrero para presentar un plan de acción para remover los restos de flora que puedan ser inflamables y que representen riesgo en temporada de calor.

De acuerdo con El Financiero, Fonatur debe presentar un informe en el que se detalle cada una de las acciones que le han sido ordenadas, en el que se incluyan las técnicas de captura utilizadas, el manejo de los ejemplares, los registros de los datos sobre estas actividades, así como de las condiciones en las que los ejemplares fueron encontrados y el lugar en el que serán reubicados.

Y aunque el Juzgado Segundo de Distrito en Quintana Roo ordenó la suspensión definitiva para cancelar cualquier acto que implique la remoción de vegetación, no impide la ejecución de actividades de recuperación y rehabilitación de la flora y fauna, entre ellas 24 especies de aves y cuatro de reptiles que están en peligro.

Esta es una acción que las autoridades supervisarán muy de cerca, a fin de salvaguardar a los animales que aún se encuentran en ese lugar.