Tras 14 años en el poder, la Fiscalía de Bolivia ordenó la detención del expresidente Evo Morales.  

La orden de aprehensión se efectuó después de que el gobierno sucesor presentará una denuncia en su contra por sedición y terrorismo.

Dicha orden se fundamenta en el supuesto intento de Morales de alentar los bloqueos a las principales ciudades, después de que la presidenta interina, Jeanine Áñez, difundiera una grabación en la que Evo Morales aparentemente indicaba realizar bloqueos en las ciudades, con el propósito de impedir el paso de alimentos y combustibles que durante días ocasionaron caos en La Paz y El Alto.

La salida de Evo Morales produjo fuertes protestas, recordemos que su renuncia al poder fue producto de un golpe de estado por lo que tuvo que abandonar el país y fue asilado político en México, pero desde el pasado 12 de diciembre se mudó a Buenos Aires.