Felipe Carrillo Puerto.- A 63 años de su fallecimiento, Pedro Infante Cruz sigue siendo recordado en Felipe Carrillo Puerto como un amigo de las familias de esta ciudad a quienes de manera frecuente visitaba en sus viajes a otras partes del país y estando en esta ciudad, caminaba, montaba a caballo y recorría la ciudad con su bicicleta.

Lo anterior lo dio a conocer el cronista de la ciudad de Felipe Carrillo Puerto, Mario Chan Collí, quien refirió que en la década de los años setenta el artista en sus viajes de México a Mérida, llegaba a Cozumel, tenía por costumbre pasar sus días de descanso en el pueblo, la antigua capital de los mayas, “Chan Santa Cruz X Balam Naj”, hoy Felipe Carrillo Puerto.

Mencionó que se sabe que Pedro Infante visitaba esta ciudad debido a su amistad con don Ruperto Prado Pérez y su familia así como con otras familias, a las que en sus viajes de descanso, el artista de México aprovechaba para visitar. Compartía alegres momentos y, cuando se le pedía, tarareaba sus canciones y compartía sus vivencias, señaló.

Abundó que en ese tiempo el señor Ruperto Prado, quien frecuentaba a Pedro Infante en ese tiempo, era el más rico y casi dueño de Felipe Carrillo Puerto, poseía más de una veintena de arrias, comercializaba chicle y madera; además de otros productos que traía desde Cozumel a esta inhóspita selva maya. En aquel tiempo, Quintana Roo era territorio federal, Carrillo Puerto solo era un pequeño pueblo, pero en ese tiempo era su lugar predilecto.

Resaltó que venía en un avión de la empresa TAMSA, que despegaba de Cozumel con destino a Felipe Carrillo Puerto, aterrizaba en el antiguo aeropuerto, donde hoy se encuentra la Avenida “Santiago Pacheco Cruz” y después de aterrizar siempre contaba a quienes lo salían a recibir que venía de México y que no le temía a las alturas, ni a los animales salvaje de la selva maya.

El cronista de la cuidad, Mario Chan Collí, indicó que existen muchas historias y anécdotas que se cuentan de este personaje, pues visitó tantas veces como pudo Felipe Carrillo Puerto.

Pedro Infante Cruz murió en un trágico accidente aéreo en la ciudad de Mérida, Yucatán, el 15 de abril de 1957 y parte de su memoria fotográfica de sus visitas se encuentra resguardada en la casa de la Crónica de Felipe Carrillo Puerto.