Kantunilkin.- Mientras decenas de familias inician los preparativos de Noche Buena y compran juguetes costosos por la Navidad, en las comunidades rurales del municipio de Lázaro Cárdenas será un día común y corriente debido a que las familias no cuentan con recursos suficientes para festejar.

“Lo más importante es estar unidos en familia, pasar momentos agradables y qué mejor si nadie está enfermo, ¿tener ostentosos festejos para que estén peleados a consecuencia del excesivo consumo de bebidas etílicas?” señaló la señora Alfonsina Baas de la comunidad de San Martiniano.

Dijo que su familia solo se dedica a la producción de carbón y la agricultura de temporada, y por consiguiente no tienen los recursos necesarios para realizar los festejos como las otras familias, sin embargo, no descartan la posibilidad de pasarla juntos y cenar “aunque sean tamales” pero lamenta que sus hijos no cuenten con los regalos que ellos quisieran.

“El próximo 25 cuando muchos aún estén celebrando la Navidad, nosotros estaremos en nuestra parcela trabajando para poder ganar un poco de dinero y poder comer, es nuestra rutina diario para poder sacar adelante a nuestros hijos, que estudien y puedan superarse”, puntualizó.