Cozumel.- Los panteones de la ciudad lucieron abarrotados de cientos de familias cozumeleñas quienes acudieron a las misas parroquiales para pedir que descansen en paz los fieles difuntos.

De igual manera, los visitantes también aprovecharon el día para limpiar lápidas, llevar flores y recordar a sus familiares como parte de las actividades que realizan cada año con motivo de sumarse a esta tradición mexicana.

La misa en los panteones “Mansión de Paz” y “San Miguel” iniciaron en punto de las 10 de la mañana y 4 de la tarde, encabezadas por los párrocos de la localidad.

Previo a las ceremonias eucarísticas, empezaron a llegar las familias de diferentes colonias de esta ciudad, para pedir por las almas de sus parientes como tradicionalmente serealizan.