Todo parece indicar que las extorsiones de tránsito de las que son víctimas los ciudadanos y transportistas pronto podrían llegar a su fin. La Secretaría de Seguridad Pública del Estado ha comenzado con una investigación en contra de una red de corrupción operada por altos mandos de la Dirección de Tránsito en Cancún.

Los elementos patrullaban y se colocaban en puntos estratégicos para extorsionar por órdenes de sus superiores.

Extorsiones de tránsito alcanzan hasta 2.8 mdp al mes

De acuerdo con los propios elementos, los mandos de la corporación les cobraban una cuota por patrullar y, además, eran colocados en puntos estratégicos para extorsionar a la población.

Aseguran que la red es operada por los exdirectores Rodrigo Alcázar Urrutia, Jesús Ángel Salas Cruz, Jesús Cárdenas Soto y el actual director, Jorge García Cohuo.

Agárrense porque aquí está el negocio. Los elementos hicieron saber que les pedían hasta 46 mil pesos semanales por participar en retenes del alcoholímetro, 14 mil pesos por patrullar la zona hotelera, 9 mil pesos en la zona centro. Así como 30 mil pesos por transportarse en motocicleta y 16 mil pesos por los agentes que se deslazaban a pie.

Con todo esto dicho, y tomando en cuenta que en la Secretaría de Tránsito laboran cerca de 300 agentes y 100 administrativos, se estima que al mes los mandos podrían alcanzar a recaudar hasta 2 millones 800 mil pesos.

extorsiones-transito-cancun-investigada

Te podría interesar: POLICÍAS DE TRÁNSITO PORTAN CÁMARAS CORPORALES EN CANCÚN

Aumento de quejas destapó las extorsiones de tránsito

Pero eso no es todo, los agentes siguieron soltando toda la sopa. Revelaron que a través de coyotes se realizan trámites de pago por liberar vehículos, descuentos por infracciones, emisión irregular de licencias, permisos para circular y permisos de carga.

Las constantes denuncias por parte de la ciudadanía, transportistas, taxistas y empresas de transporte, encendieron las alarmas de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo.

Hasta el momento, se sabe que la red obtiene ingresos a través de tres fuentes, la primera denominada “Unidad Verificadora”, se encarga del cobro de cuotas a las personas o empresas que transportan refrescos, frutas, verduras y cervezas. En esta se puede llegar a generar hasta un millón 200 mil pesos.

La segunda, se centra en las “mordidas” que los elementos realizan durante el patrullaje y con las que pueden cobrar hasta 760 mil pesos al mes. Además, se reciben otros 70 mil pesos mensuales producto de extorsiones a empresas de grúas.

La tercera, se encarga de los “trámites y servicios” como expedición de permisos de carga y liberaciones de autos. En esta última se generan aproximadamente 250 mil pesos más mensuales.

Los elementos en promedio se quedan con mínimo 2 mil pesos diarios libres.

La investigación asegura que el cobro de cuotas es un problema que se viene arrastrando desde por lo menos 1998. Además, se sabe que entre 2016 y 2018 las cuotas comenzaron a triplicarse.

¿Qué opinas?

Te podría interesar: POLICÍA DE QUINTANA ROO ACUMULA MÁS DE 300 DENUNCIAS ANTE DERECHOS HUMANOS