Australia pretenden exterminar a los gatos y aquí te contamos por qué tomó esta medida.

Los gatos actualmente representan una amenaza para la fauna y flora australiana, sin embargo, los planes para reducir súbitamente a su población causan gran polémica.

Exterminar a los gatos

Exterminar a los gastos no es algo que un país quisiera hacer, sin embargo, Australia se ha visto en aprietos por reducir su población debido a que amenazan su fauna y flora.

El país australiano empezó hace 140 millones de años una separación definitiva del supercontinente Gondwana, aislando a la flora y fauna subcontinental.

Este hecho, aunado del clima y y la geología de la isla, provocó el desarrollo de especies únicas y un alto nivel de endemismo único en el mundo.

No obstante, hoy en día, cientos de especies se encuentran en peligro de extinción debido al cambio climático, cambios forestales y la introducción de especies invasoras, especialmente de los gatos.

exterminar-a-los-gatos-Australia

Quieren exterminar a 20 millones de felinos

Los gatos llegaron a Australia en 1788 con los primeros navíos ingleses que desembarcaron en Sydney, pero su multiplicación por todo el territorio a lo largo de los años ha puesto en riesgo la vida salvaje australiana.

Los michis son bien aceptados siempre y cuando sean rastreados con microchip, estén castrados y se mantengan dentro de la casa, evitando la caza al exterior.

El mayor problema está en los cerca de 20 millones de gatos ferales que se expanden por los diversos ecosistemas australianos, mismos que son culpables de la muerte de un millón de reptiles diarios en Australia, donde el 89% de ellos son endémicos, según un estudio de Wildlife Research.

También se demostró que los reptiles, aves y pequeños mamíferos corren 20 veces más riesgo de morir a causa de un ataque felino que de otros depredadores.

Esta situación no es reciente, pues en 2015, el gobierno arrancó una campaña para financiar a cazadores con el objetivo de sacrificar a 2 millones de gatos entre 2015 y 2020.

Sin embargo, la medida sólo logró sacrificar a 844 mil gatos ferales entre 2015 y 2018, pero a finales de 2019 se intensificó con la producción de salchichas envenenadas y la instalación de más de 44 kilómetros de vallas alrededor de santuarios de vida silvestre.

¿Merecen los gatos ser exterminados?

Te recomendamos: VARIOS GORILAS DAN POSITIVO A COVID-19 EN CALIFORNIA