Pese a que en meses anteriores los hoteleros esperaban incluso lleno total para el mes de diciembre, las expectativas de ocupación para fin de año en el estado han disminuido. Se mantienen en el 60 por ciento de ocupación que permite el actual semáforo epidemiológico estatal.

A finales de septiembre, se estimaba que la ocupación hotelera durante la temporada de invierno sería del 70 por ciento. Sin embargo, el aumento de casos de COVID-19 en el estado no ha permitido avanzar a color verde en el semáforo epidemiológico.

Durante las celebraciones de Día de Muertos y Halloween hubo un retroceso en el control de la pandemia, lo cual ha obligado a las autoridades a mantener las restricciones sanitarias, e incluso reforzarlas.

expectativas-de-ocupación-para-fin-de-año-Cancún

Expectativas de ocupación para fin de año en retroceso

Quintana Roo ha tenido una tendencia de avance en la recuperación de su actividad turística. En junio mantenía una ocupación de cerca del 10 por ciento, el punto más crítico durante la pandemia. Para septiembre ya había alcanzado el 30 por ciento, y en algunos destinos como Isla Mujeres la ocupación llegó al 60 por ciento.

A pesar de re reactivación gradual, el estado ha sufrido un fuerte golpe económico. La pérdida en turismo es innegable: durante los primeros nueves meses del año hubo una caída de 60.3 por ciento del turismo internacional y de 49.14 por ciento del turismo nacional, comparado con el mismo periodo del año anterior.

El Aeropuerto Internacional de Cancún perdió más de la mitad de pasajeros, en comparación con el 2019. Durante los primero diez meses del año, dejó de moviliza a al menos 11.6 millones de viajeros.

Ocupación dependerá de semáforo estatal

Hoteleros y autoridades se mantuvieron optimistas y estimaban un pronto avance en el semáforo estatal, de tal forma que los pronósticos para fin de año se acercaban al lleno total. Sin embargo, Quintana Roo se ha estancado en color amarillo y ha estado más cerca de retroceder que de avanzar.

el gobernador Carlos Joaquín dio a conocer que Quintana Roo se mantendrá una semana más en semáforo amarillo, por lo que las restricciones para la semana del 16 al 22 de noviembre continúan siendo las mismas.

Mientras el semáforo estatal no avance a color verde, será imposible tener una mayor ocupación en el estado. ¡Sigamos poniendo de nuestra parte!

¡No nos olvidemos de las medidas sanitarias!

Tal vez te interese: CAMPAÑA VEN AL CARIBE MEXICANO PROMETE BUEN CIERRE DE AÑO