Trabajadores del parque nacional de Tulum toman la avenida principal para exigir a las autoridades la supervisión de la gestión del administrador del parque, Fernando Orozco, y esclarecer el uso y el destino de los recursos por el cobro del transporte al interior del recinto.

Por instrucciones del administrado, dependiente de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), se cobran 36 pesos a quien haga uso del trenecito, transporte que lleva a los visitantes desde el área comercial hasta la entrada de la zona arqueológica y en su mayoría es utilizado por personas con discapacidad y de la tercera edad.

Los trabajadores también manifestaron su inconformidad por las cuotas para el combate al sargazo en la zona de playas; “si se está cobrando una cantidad que se vea reflejada en mejores servicios y en la limpieza de la zona”.