El ex gobernador Félix González Canto vendió de forma ilegal por lo menos 85 predios que eran propiedad del patrimonio estatal, ubicados principalmente en Playa del Carmen y Tulum, y con ello benefició a familiares y empresarios.

Un total de 65 personas, entre físicas y morales, resultaron beneficiadas; destaca la empresa Aldeas de La Costa Maya S.A. de C.V. de Raúl Omar González, primo del exgobernador, la cual recibió un terreno de 260 mil 400 metros cuadrados entre Tulum y Playa del Carmen. Dicho terreno tenía un valor catastral, ya devaluado, de más de 35 millones 500 mil pesos; fue vendido en 2006 por menos de 14 millones.

También favoreció con predios a Ricardo Antonio Vega Serrador, el “Zar de las Gasolineras” en Cancún, quien gracias a ello amplio su negocio.

Armando Abraham Llanes Acereto, notario, obtuvo dos terrenos de 10 mil metros cuadrados cada uno y a operación fue de cero pesos. El notario los vendió por 20 millones de pesos.

La Promotora Kua recibió un terreno en Playa del Carmen por solo 9.7 millones de pesos, pero que estaba subvaluado en 11.9 millones y que más tarde vendió por 55.6 millones a un consorcio estadounidense.