La administración Donald Trump recortó alrededor del 30% del territorio del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico (ANWR) que planea subastar para la exploración petrolera.

La decisión fue anunciada por la Oficina de Administración de Tierras (BLM), la agencia que administra la venta de arrendamiento de petróleo.

Buscan subastar Ártico para extraer petróleo

La venta de arrendamiento de ANWR está programada para el 6 de enero, pero según el plan de BLM, las empresas pueden presentar ofertas a partir del lunes.

La reducción se produce cuando el Departamento del Interior de Estados Unidos prepara una defensa legal para su plan de arrendamiento de ANWR.

Te puede interesar: ESFERAS DE VIDRIO, UNA POSIBLE SOLUCIÓN AL DESHIELO DEL ÁRTICO

Asimismo, se da mientras la administración Trump intenta diseñar una venta de arrendamiento solo unas semanas antes de que Joe Biden, un oponente de la perforación de ANWR, asuma el cargo el 20 de enero.

El BLM dijo que redujo el tamaño de la venta de arrendamiento después de revisar los comentarios de los oponentes de la perforación preocupados por la manada de caribúes que usa la llanura costera.

Además de tomar en cuenta a los partidarios de la perforación que hicieron sugerencias sobre los sitios con más probabilidades de contener petróleo.

Se oponen a la venta

Los opositores, incluido el Comité Directivo de Gwich’in, que representa al pueblo indígena Gwich’in del noreste de Alaska y el noroeste de Canadá, han presentado cuatro demandas que buscan revocar el plan.

El tamaño reducido de la venta no cambiará las posiciones de los oponentes, dijo Bernadette Demientieff, directora ejecutiva del Comité Directivo de Gwich’in.

“Cualquier perturbación o alteración de la llanura costera es un ataque directo al estilo de vida de los gwich’in y al pueblo de los gwich’in”, dijo.

Un juez federal de Alaska señaló la semana pasada que espera dictaminar antes del 6 de enero, el día de la venta programada del arrendamiento, una orden de restricción que podría detener el plan.

El presidente electo Biden ha dicho que quiere otorgar a la llanura costera del refugio protección permanente contra el desarrollo petrolero.

Mientras que su posible secretaria del Interior, la representante de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Deb Haaland, es una acérrima oponente de la perforación petrolera de ANWR.

¿Qué opinas?

Te puede interesar: DECLARAN ESTADO DE ALARMA POR DERRAME DE COMBUSTIBLE EN EL ÁRTICO