De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidad para la Infancia (Unicef) el nuevo etiquetado de alimentos en México es considerado uno de los mejores del mundo, debido a que la información que presenta en la parte frontal del empaque es clara y sencilla, además de advertirle al consumidor sobre el exceso de nutrientes, que contribuyen al sobrepeso y la obesidad en el país.

En el comunicado, el representante de la UNICEF en México, Christian Skoog, señaló que en los “sellos de advertencia en productos excesivo contenido calórico, azúcar, sodio, gasas saturadas y grasas trans a ser utilizados en etiquetados estarán basados en el perfil de nutrientes de la Organización Panamericana de Salud (OPS)”

Además, “se incluirá una leyenda para advertir la presencia de cafeína y edulcorantes como ingredientes no recomendables para niños y niñas, y se condicionará el uso de persona y dibujos dirigidos a la infancia”, apuntó Skoog.

Por otro lado, el Consejo Coordinador Empresarial, el Consejo Nacional Agropecuario y la Confederación de Cámaras Industriales de la República Mexicana se manifestaron en contra del etiquetado porque supuestamente no ayuda a la compresión del tema nutricional y resta la oferta de información al consumidor.