De acuerdo a un estudio publicado en el British Journal of Pharmacology, la cafeína reduce la actividad muscular en las trompas de Falopio, que transportan los óvulos desde los ovarios hasta el útero.

El encargado y autor de la investigación, el profesor Sean Ward, de la facultad de medicina de la Universidad de Nevada, Reno, comentó que, aunque en el experimento se hayan utilizaron ratones, explica en gran medida qué beber bebidas con cafeína puede reducir la posibilidad de que una mujer quede embarazada.

Las trompas de Falopio son pequeños “tubos” que contienen pelos llamados cilios, en el revestimiento de los mismos, que a su vez transportan los huevos con la ayuda de las contracciones musculares de sus paredes.

A pesar de que los óvulos humanos son microscópicamente pequeños, los científicos conocen muy poco sobre cómo se mueven los óvulos a través de las trompas de Falopio.

El profesor Ward y su equipo de investigadores al estudiar los “tubos” de ratones, descubrieron que la cafeína detiene las acciones de las células marcapasos especializadas en la pared de los pequeños animales.

Lo que significa que cuando las contracciones se inhiben, los huevos no pueden pasar o moverse por los “tubos”, debido a que las contracciones musculares juegan más un papel importante que los cilios en la tarea de mover el óvulo hacia el útero.

“Esto proporciona una explicación intrigante de por qué las mujeres con alto consumo de cafeína a menudo tardan más en concebir que las mujeres que no consumen cafeína”, explica el profesor Ward.