Antes muchos niños aspiraban a convertirse en maestro, sin embargo, el interés por las carreras de formación docente ha ido en picada en los últimos años.

Cada vez son menos los estudiantes se inscriben a estas licenciaturas, sobre todo a las escuelas que forman docentes de preescolar y primaria para el medio indígena.

Carreras de formación docente van en declive

Del ciclo escolar 2013-2014 al 2018-2019, la matrícula de las carreras del campo de la formación docente se desplomó 20%, al pasar de 184 mil 883 a 147 mil 694 alumnos.

La disminución se concentró, en las unidades de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), donde se redujo prácticamente a la mitad (45.6%) en sus carreras de docencia.

A esta le siguieron las escuelas normales, con una disminución de 30.4% de su matrícula.

Esto resulta preocupante porque ellas forman a los maestros de educación preescolar, primaria y secundaria, así como docentes de educación especial.

estudiante-carreras-formación-docente

La Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) indica que alrededor de 50% de los futuros maestros del país provienen de entidades como Puebla, México, Chiapas, Ciudad de México, Sinaloa, Veracruz, Michoacán y Nuevo León.

Mientras que las Normales de Campeche, Quintana Roo y Tabasco contribuyen con 2.4% de docentes al Sistema Educativo Nacional.

La institución resaltó que esto plantea la necesidad de que en cada escuela existan maestros preparados de acuerdo con la modalidad educativa y el nivel al que pertenece.

Alerta deserción de alumnos en Chiapas

estudiante-carreras-formación-docente

Una investigación realizada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revela que el 45% de las niños de Chiapas beneficiados por becas, abandonaron sus estudios.

Las principales razones fueron la falta de dinero en la familia para pagar el servicio de internet, seguida por la falta de equipo de cómputo o televisión en casa.

Todo esto pese a que están inscritos en el Programa de Becas para el Bienestar Benito Juárez y se entregan 800 pesos mensuales por familia.

Quienes sí pudieron continuar, el 55% lo hizo mediante un celular para tomar sus clases y solo en 16% una computadora.

Te puede interesar: HABILIDADES DIGITALES: MÁS DE UN MILLÓN DE MAESTROS FUERON CAPACITADOS