Con la próxima llegada de la primavera, las altas temperaturas ya han causado estragos en la salud de las personas con casos de enfermedades gastrointestinales.