A partir del 2022 el sitio arqueológico de Chichén Itzá abrirá nuevos templos, los cuales conformaban parte de la antigua ciudad.

Pero a diferencia de los que están disponibles en este momento, para conocerlos tendrás que atravesar la selva tropical.

Lo que pretenden es crear una experiencia como la de Angkor Wat en Camboya, pero en esta ocasión en la Península de Yucatán.

Los nuevos vestigios están localizados hacia el sur, a unos 900 metros de El Castillo, la pirámide principal del centro ceremonial maya.

Este sitio es conocido como el Chichén viejo, una especie de barrio que contiene templos y palacios.

Te puede interesar: TRAS SIETE AÑOS DE INVESTIGACIÓN, DEVELAN SECRETO DEL TEMPLO DE CHICHÉN ITZÁ

Todos ellos decorados hermosamente con escenas del Popol Vuh, es decir, del momento de creación del cosmos.

“Aquí los sacerdotes oficiaban y hacían rituales relacionados con la fertilidad y con los hechos divinos primigenios”, Marco Antonio Santos, director de la Zona Arqueológica de Chichén Itzá.

Chichén Itzá era una ciudad que abarca cerca de 20 kilómetros cuadrados de extensión, y lo que el público puede visitar es menos de 3% del territorio.

El entorno natural que protege a Chichén Itzá

Para ingresar a este nuevo sitio se tendrá que hacer una reservación, ya que solo podrá ser visitado por un número reducido de personas.

Y es que uno de los objetivos principales es preservar el sitio y su entorno natural, por lo cual no se permitirá la cacería ni la tala de árboles.

Con el confinamiento, la selva se ha regenerado, por lo que en el lugar se han visto venados y jaguares, que al fin regresaron a Chichén Itzá.

Te podría interesar: DESCUBRIMIENTO DE BALAMKÚ AYUDARÁ A COMPRENDER LA HISTORIA DE CHICHÉN ITZÁ

“Las excavaciones se dedicaban a pelar la vegetación, hasta que los arqueólogos nos dimos cuenta de que era un grave error porque estábamos quitando la piel que ha protegido a los sitios”, dijo.

Aunque los trabajos de exploración se detuvieron por la pandemia de COVID-19, se retomarán este año 2021 para acondicionar el sitio y abrirlo para el 2022. 

¿Te animarías a vivir esta aventura en la selva?