Para quienes dicen que el amor no sirve más que para sufrir, hoy les venimos a contar que están equivocados. Estar enamorado podría salvarte la vida, pues te hace más fuerte ante el COVID-19 y otras enfermedades.

¡Aunque parece difícil de creer! Estar enamorado o enamorada ayuda al sistema inmunológico humano, por lo que es mejor para una persona que se contagia de COVID-19.

Pues el amor o enamoramiento es un fenómeno en el que participa todo el organismo. El cerebro y distintas glándulas producen mensajeros químicos -una sustancia- que se comunican entre sí, dando mejor respuesta del cuerpo.

¿Estar enamorado me hace resiste a enfermedades?

Ignacio Camacho Arroyo, académico de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de México, afirmó que estar enamorado puede modificar la actividad del sistema inmune.

A través de una videoconferencia nombrada “Los ingredientes bioquímicos del amor”, el especialista de la UNAM comentó que el enamoramiento aumenta nuestras defensas.

El enamoramiento y la sensación de un enamorado elevan las defensas del cuerpo humano contra cualquier microorganismo o agente patógeno externo, lo que mejora la respuesta inmunológica.

“Si estamos enamorados y nos enfermáramos de COVID-19, por ejemplo, es mucho más probable que podamos resistir al virus”, cometa el académico.

estar-enamorado-Covid-19-y-otras-enfermedades

El amor y sus diferentes fases

Camacho Arrollo explicó que hay dos tipos de amor: el de pareja y el filial -maternal o parental- pero que ambos son fundamentales para la supervivencia de cualquier especie.

“En los mamíferos, particularmente en los homínidos, el amor de pareja en muchos casos llevará a la procreación; en cambio, el amor filial es importante para el cuidado de las crías en etapas muy tempranas del desarrollo”, dijo.

También explicó que el amor tiene tres fases: el enamoramiento, el amor pasional o de consolidación y el amor de compañía.

En la primera etapa, la actividad cerebral se modifica de manera selectiva en diversas regiones de nuestro sistema nervioso central.

Durante el enamoramiento se activan y desactivan diferentes capas cerebrales.

“Cuando se está en la etapa inicial del enamoramiento, la percepción de la realidad es un poco diferente de lo que ocurre, pero esta activación o desactivación de las zonas del cerebro no dura toda la vida”, comenta Camacho Arroyo.

El académico explicó que existen cambios a nivel hormonal: en el caso de las mujeres, incrementa la testosterona y en los hombres, disminuye.

“Estos cambios son temporales y varían de pareja en pareja, dependiendo de cómo se den los primeros meses de relación. Muchos autores dicen que en los primeros tres o cuatro meses ya se empiezan a reestablecer algunos de los niveles previos al enamoramiento”, mencionó.

Ahora que sabes que estar enamorado podría ayudarte a superar más rápido alguna enfermedad, ¿qué tan dispuesto estás a abrir tu corazón?

¡Déjanos tu comentario!

Te recomendamos: EL COVID-19 DEJA TRASTORNOS PSIQUIÁTRICOS EN EL 55% DE LOS PACIENTES, REVELA UN ESTUDIO