Una persona consume a la semana hasta 5g de plástico.