El gobierno de Estados Unidos apostará por un sistema de seguridad inteligente para inspeccionar zonas despobladas de la frontera de México, utilizando torres de vigilancia para establecer un “muro virtual”.

De acuerdo con la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), el sistema de Torres de Vigilancia Autónoma (AST, en inglés) que ya había sido probado en 2018 con cuatro torres instaladas en San Diego y desde entonces se han colocado otras 54.

Para los siguientes años fiscales 2021 y 2022 se desplegará 140 más, para tener un total de 200 torres.

Las torres de vigilancia “inteligentes” sirven para detectar vehículos y personas en movimiento a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos.

Además, la CBP resaltó que el “muro virtual” utiliza 100% energía renovable y “proporciona operaciones de vigilancia autónoma las 24 horas al día, los 365 días del año”.

Cabe recordar que el muro en la frontera fue una de las grandes promesas electorales de Donald Trump en 2016 y se convirtió después en un eje de su gobierno. Durante su gobierno se han levantado 322 kilómetros de barreras físicas y se espera que para el final del año estén listos cerca de 724 kilómetros.