Si las pruebas son positivas, Estados Unidos podría tener lista para otoño una vacuna contra el coronavirus, que será utilizada por los trabajadores de emergencia, según el Instituto Nacional de Salud.

La Dra. Kizzmekia Corbett, cientifica líder del Instituto Nacional de Salud, comentó que su equipo ha estado trabajando para desarrollar una vacuna contra el coronavirus durante los últimos 5 años, y “si estos ensayos clínicos de fase uno, fase dos y fase tres funcionan simultáneamente para bien, nuestro plan es tener personas vacunadas en todo el mundo para la próxima primavera”.