A menos de 15 días de celebrarse los Juegos Olímpicos, Japón volvió a declarar el estado de emergencia en el área de Tokio.

El estado de emergencia, el cuarto decretado en la capital japonesa, entrará en vigor el 12 de julio y estará vigente hasta el 22 de agosto, fecha que coincidirá con la celebración de la justa olímpica.

¿Por qué se decretó estado de emergencia?

La nueva oleada del COVID-19 que se vive en el país ha provocado un nuevo estado de emergencia y dio otro golpe al evento deportivo de talla mundial más esperado.

Yoshihide Suga, primer ministro japonés fue quien dio a conocer la nueva medida impuesta en Tokio, que tiene como objetivo frenar el aumento de casos COVID-19 en dicha región.

Aunque en la práctica la medida no supondrá mucho cambio con la situación actual, tendrá efecto en el endurecimiento de restricciones para los comercios.

El país asiático, decidió, asimismo, prolongar dicho nivel de alerta en la región de Okinawa (sudoeste), donde ya se encontraba activa. Se mantendrán ciertas restricciones en las prefecturas de Chiba, Saitama y Kanagawa, colindantes con Tokio, donde también se disputarán competiciones de los Juegos.

En la prefectura de Osaka (oeste) también se mantendrán las medidas, mientras que en otras cinco provincias se levantaran disposición a partir del lunes.

Cabe mencionar que poco más del 15% de la población se ha vacunado por completo hasta ahora.

Los expertos temen que la variante Delta pueda provocar una nueva ola que sature los hospitales de Japón. Ya que varios regiones impusieron estado de emergencia sanitaria desde 2020.

Estado-de-emergencia-Japón_mar_de_fondo_1png

No habrá público en estadios

Ante la declaratoria, los organizadores de los Juegos Olímpicos decidieron celebrar las pruebas sin público en las gradas.

“No habrá espectadores” en las instalaciones, anunció la ministra de los Juegos, Tamayo Marukawa.

En junio, los organizadores del evento tenían previsto permitir la entrada de hasta 10 mil espectadores o la mitad del aforo de las instalaciones, pero ya no será posible.

Los Juegos Olímpicos comenzarán el 23 de julio y concluirán el 8 de agosto, para dejar paso a los Paralímpicos.

Su celebración ya había sido aplazada en 2020 y las dudas sobre su celebración han aumentado al mismo ritmo que los contagios de los últimos días.

Te podría interesar: Tokio 2020: Así son los uniformes de México para los Juegos Olímpicos