Luego de difundirse que más de 50 mil números telefónicos de México fueron objeto de espionaje a través del software Pegasus, este martes la Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que ha iniciado una investigación; previamente el presidente de México denunció que él es una de las víctimas.

El círculo íntimo de Andrés Manuel López Obrador, políticos de todos los partidos, disidentes y periodistas eran las víctimas del espionaje Pegasus, iniciado durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto.

La información fue difundida por The Guardian, quien señaló que al menos 50 personas cercanas a López Obrador fueron atacadas entre 2016 y 2017 antes de su elección en 2018, incluidas su esposa, hijos y hermanos.

Te puede interesar: Caso Odebrecht: Javier Duarte dispuesto a declarar participación de EPN

Los informes de The Guardian se basan en lo que este medio y otros más han dicho que fue una filtración de más de 50 mil números de teléfono seleccionados para una posible vigilancia por parte de la administración de Peña Nieto.

La cual, según el diario inglés, compró el software de espionaje Pegasus a NSO Group, con sede en Israel.

Este martes la FGR confirmó el espionaje e informó, a través de un comunicado de prensa, que ha iniciado las investigaciones al respecto.

“…se obtuvo un disco duro, en el que se demuestra plenamente que dicha empresa maquiladora realizaba el espionaje telefónico para diversos solicitantes que aún no se hayan identificados plenamente para efectos judiciales”, indica la dependencia.

Las “otras víctimas” del espionaje Pegasus

Además de la ahora familia presidencial, otras víctimas de este espionaje fueron la periodista Carmen Aristegui y su hijo.

También la periodista Marcela Turati, que en ese entonces escribía sobre las desapariciones en México, sobre todo en la zona norte del país.

Igual figuraba Claudia Sheinbaum, quien más tarde se convirtió en la alcaldesa de la Ciudad de México.

De acuerdo con The Guardian, también estaba el ex presidente Felipe Calderón, así como su esposa, Margarita Zavala. Entre otros más.

La lista, a la que accedieron por primera vez el medio de comunicación francés Forbidden Stories y el grupo de defensa Amnistía Internacional, fue compartida con The Guardian y otra docena de medios de comunicación.

Sin embargo, NSO Group rechazó los informes de una fuga de datos.

“Esta no es una lista relacionada con NSO Group, y NSO no tiene ninguna lista de objetivos”, aseguró la empresa en un comunicado.

Agregó que “la ‘lista’ se deriva de servicios como HLR Lookup, que está abierta y es gratuita para cualquier persona en línea”.

“NSO Group continuará investigando todas las denuncias creíbles de uso indebido y tomará las medidas adecuadas en función de los resultados de estas investigaciones”, puntualizó.

Sedena y FGR eran clientes de NSO Group

La Secretaría de la Defensa y la Fiscalía General de la República eran clientes de NSO Group bajo la administración de EPN, según The Guardian.

Aunque ninguna de esas entidades ha respondido de inmediato a las solicitudes de comentarios de los medios de comunicación.

Quien sí habló fue López Obrador, quién dijo que no interpondrá cargos en contra de nadie por el servicio de espionaje del que fue víctima.

¿Qué es el espionaje Pegasus?

En 2017, Citizen Lab, un grupo de investigadores de la Universidad de Toronto, reveló que los civiles en México habían sido atacados por el software conocido como Pegasus.

Los objetivos incluían los teléfonos de periodistas, activistas de derechos humanos y expertos.

Todos ellos respaldados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que investigaron la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014.

Te puede interesar: Detienen a científico mexicano en Estados Unidos por “espiar” para Rusia