José María Morelos.- Durante 27 años habitantes de la comunidad maya de Sabana San Francisco demandaron y esperaron la construcción de una carretera de acceso que les pudiera ser más transitable a la cabecera, finalmente la obra se llevó a cabo; sin embargo, no fue como lo esperaban, pues por la mala calidad de trabajo y material no creen que dure más de una semana, manifestó el subdelegado de Aguada La Presumida, Juan Luis Caamal Segura.

Caamal Segura denunció que la dependencia que promovió la construcción de la carretera no conformó un órgano de contraloría social, ni se avisó o dio cuenta a ninguna autoridad comunitaria, por lo que jamás supieron cuando fueron beneficiados.

“No hay ninguna contraloría social, nada más vinieron, lo hicieron y a nadie le dijeron, hicieron su trabajo, salieron y se fueron y los trabajos, mal hechos, por eso nosotros tuvimos que recoger todas esas documentaciones”, dijo.

Puntualizó que cuando se deja constancia de una obra como una carretera de acceso, las comunidades ubicadas en la región quedan relegadas de trabajos de esta naturaleza, por lo cual la carretera de tan mala calidad que se realizó será más un perjuicio que un beneficio.