Cozumel.- Los pescadores de la isla de Cozumel inician la temporada de captura de langosta de este año bajo la incertidumbre de la poca producción debido a la pesca furtiva que se ha registrado durante la presente emergencia sanitaria sanitaria.

El presidente de la Sociedad Cooperativa Pesquera de Cozumel, Ángel Canto Noh, prevé que la temporada 2020-2021 pueda ser una de las peores en la última década, debido a que la población no respetó la temporada de veda del crustáceo, al tener la necesidad de vender o llevar un plato de comida a sus familiares, por la crisis económica provocada por el virus que afecta a todo el mundo.

Dijo que la expectativa se mantiene en una captura arriba de las 35 toneladas, como en años anteriores, sin embargo reconoció que será una cantidad difícil de alcanzar, aunado a que los precios del productos han disminuido hasta en un 30 por ciento, en comparación con la temporada anterior debido a la falta de mercados.

Canto Noh enfatizó que el kilogramo de la langosta viva o entera ronda entre los 300 pesos, pero en estos momentos la mayoría de las personas opta por no comprar productos del mar, ya que pese a la disminución del precio la economía no es la suficiente para costear el gasto, lo que afectaría los ingresos esperados por los 48 socios que conforman la cooperativa pesquera de la ciudad.

Agregó que espera que estos precios puedan incrementar con la demanda del producto, ya que dichos precios son considerados bajos en comparación con lo que cuesta un motor, una embarcación y hasta la vida de un pescador, que se expone para la captura de este preciado crustáceo.