De acuerdo con la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM) se espera hasta un 90 por ciento de cancelaciones para la temporadas de vacaciones de Semana Santa y verano en Cancún.

Ante el brote de coronavirus en el mundo, turistas han optado por quedarse en casa y cancelar las reservaciones que tenían desde meses atrás, con el fin de evitar la propagación de virus a nivel local, por lo que empresarios del sector turístico enfrentan problemas de liquidez para la devolución de anticipos y el pago de nóminas a empleados, teniendo que recurrir a la reducción de la planta laboral.

Para enfrentar la pandemia del coronavirus, el presidente de la AMHM José Fernández Carillo dio a conocer una serie de propuestas al secretario federal de Turismo, Miguel Torruco Marqués, que van desde reducir tarifas eléctricas en lo que resta del año como aplazar 90 días las declaraciones fiscales y los pagos obrero-patronales y financiar con la banca de desarrollo y suspender temporalmente el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Cabe resaltar que la proridad y el reto está en salir lo mejor librados de la crisis económica que está en puerta, por lo que seguir con los protocolos de seguridad establecidos por las autoridades de salud ayudará a detener el virus.