El español se disputa con el francés y el chino el segundo puesto entre los idiomas más estudiados como segunda lengua, y es percibido como “la lengua más importante para el futuro” en el Reino Unido, según el anuario “El español en el mundo”.