Tras año y medio de pandemia por COVID-19, nueve escuelas privadas del estado de Quintana Roo están en riesgo de no volver a abrir sus puertas.

La Asociación Nacional de Instituciones de Educación Privada (ANIEP) en el estado señaló que la mayoría enfrenta dificultades económicas.

Por lo que el personal administrativo espera el resultado del comportamiento de las inscripciones para definir si continúan o no.

Aida Flores Covarrubias, presidenta del organismo, explicó que gran parte de los planteles prefieren esperar la segunda quincena de agosto.

Después de esta fecha tendrán que informar si prestarán sus servicios, ya que una vez que inicia el ciclo escolar, tienen la responsabilidad de finalizarlo.

Te puede interesar: Reparación de escuelas robadas en Quintana Roo costará 21 mdp

Las escuelas que están en riesgo están en Solidaridad y Benito Juárez, y pertenecen al nivel básico, es decir preescolar, primaria y secundaria.

Buscan mantenerse a flote

Según la ANIEP el ciclo 2020-2021 finalizó con una matrícula de 49 mil estudiantes en instituciones privadas, número que se podría reducir.

Ya que se espera que aproximadamente el 13% (seis mil 370) migren hacia el sistema público o bien cambien de estado a raíz de la pandemia.

“Ellos han pedido toda su documentación al término del ciclo escolar para no inscribirse el siguiente año y ver la posibilidad de trasladarse a otras escuelas, la mayoría, públicas”, dijo.

Debido a esto, algunos planteles están planteando la posibilidad de cerrar sus puertas, o bien, grupos y oferta académica.

Entre las nueve escuelas “en riesgo” hay una universidad que podrían recurrir al cierre de grupos y licenciaturas para aligerar su carga económica.

Porque muchas arriendan las instalaciones, que no se han podido utilizar en año y medio.

Ante esto, plantean reducir su oferta para poder sacar sus finanzas a flote y continuar ofreciendo el servicio, pero a grupos más reducidos.

Sigue leyendo: El peor momento de la educación en México