Los fantasmas se mantienen como parte del folclore de muchos grupos, inclusive durante la revolución cultural que el pensamiento racional ha propiciado, en lo que llamamos era moderna; todo esto, a pesar de que no hay evidencia o la que existe no resiste el escrutinio científico.

Hablar sobre fantasmas es entrar a un mundo desconocido y lleno de misterio

Prácticamente todas las culturas del mundo tienen algún concepto de lo que reconocemos como “fantasma”: un ser que ha muerto y que, de alguna forma, sigue manifestándose a los vivos; en algunos otros casos, se puede hablar inclusive de algún objeto (El Holandés errante, muñecas).

Concretamente en México, el sincretismo del cual derivó el Día de Muertos conlleva a una basta fantasía sobre el tema, entre las leyendas locales y las perspectivas cosmogónicas que parecen involucrar la muerte de una manera natural; es en gran medida por esto que se explica la vigencia del tema. Hablar sobre fantasmas es entrar a un mundo desconocido y lleno de misterio; es en parte por eso que éstas historias son más atractivas de explorar. 

Pero el velo de misterio es sólo superficial, ya que en realidad existe investigación seria y cuantificable sobre los fenómenos paranormales como la que realiza Carrie Poppy, periodista y divulgadora estadounidense, quien señala que hablar sobre este tema es muy importante, ya que puede ayudar a identificar situaciones de riesgo, evitando consecuencias perniciosas como reconocer alucinaciones por una enfermedad mental; morir intoxicado por CO2 en tu propia casa cuando una tubería tiene una falla; o identificar cuando los ruidos en las paredes son producto del daño que hace alguna plaga a las instalaciones. 

La evidencia científica es contundente, los fantasmas son un constructo cultural en el cual se involucran otros fenómenos psicológicos y sociales, como el miedo a la oscuridad, la apofenia y la pareidolia, para explicar la realidad objetiva.

Poppy nos alienta a mantener la curiosidad, a investigar con entusiasmo cada misterio al señalar:

“Me encantaría decirles que en 9 de cada 10 investigaciones, la ciencia gana, salva el día y explica todo, pero eso no es verdad: 10 de 10 veces, la ciencia gana.” 

Si eres una persona entusiasta de la ciencia y quieres abordar el tema de fantasmas con otras personas dispuestas a aprender y escuchar, aquí algunos tips: 

  • Aborda siempre de manera respetuosa el tema, para algunas personas es una verdad subjetiva importante.
  • Alienta a investigar fuentes científicas, si es posible proporciona información y fuentes verificadas.
  • Muestra empatía durante todo el proceso, no te burles o desprecies lo que la otra persona te comente.

En caso que lo percibas necesario, invita a la persona a realizarse una prueba médica. Recuerda que un misterio es eso: un misterio, no un fantasma.

Texto republicado bajo los lineamientos estipulados por Pensamiento Escéptico Cancún y Alrededores . Este es el texto original.

Te puede interesar: ¿Qué es un fantasma?

Recibe nuestro resumen de noticias en tu teléfono; únete a nuestra comunidad en:
WhatsApp
 https://bit.ly/2LJhoYq
Telegram https://bit.ly/3fe39c4