Oscar Montes de Oca Rosales, Fiscal General del Estado de Quintana Roo, dijo que para dar mejores resultados será necesario hacer cambios y un reacomodo del personal de la fiscalía.

Reconoció que existe un problema relacionado con el capital humano, pues los encargados de realizar investigación no cumplen con el perfil profesional adecuado para cubrir las necesidades de la fiscalía.

“Tenemos arquitectos, tenemos pedagogos, tenemos ingenieros en alimentos, ocupando plazas que les corresponde a auxiliares del ministerio público”, dijo Montes de Oca y enfatizó la importancia de realizar una reestructuración a fin de que los puestos sean cubiertos por perfiles enfocados a la investigación.

Aclaró que no se trata de un despido masivo, sino de un reacomodo ya que se les otorgarán tareas en áreas sustantivas de acuerdo con sus habilidades, pero para optimizar los procesos de investigación será necesario contar con perfiles afines.