El encierro, la rutina y la reducción de las interacciones sociales están provocando impactos en la capacidad de la memoria de construir nuestros recuerdos, lo que nos podría llevar a la pérdida de estos, de acuerdo con el doctor Pedro Maldonado Investigador del BNI de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

“El cerebro es capaz de aislar y segmentar eventos en una secuencia que nos permite construir recuerdos. Sin embargo, el tránsito de días rutinarios que se desarrollan en un mismo ambiente limita nuestra capacidad de identificar ‘hitos’ para nutrir nuestra propia línea de tiempo: la memoria episódica” afirma.

Además, la Organización Mundial de la Salud comunicó que los síntomas de la depresión se han triplicado durante la emergencia sanitaria, entre estos, la ansiedad.

Maldonado explica que se veían venir cuadros clínicos severos, pues mantener a pocas personas durante tanto tiempo encerradas incrementa el riesgo de sufrir de ansiedad y estrés.

“La cuarentena provoca muchos trastornos cognitivos y el que afecta a la memoria episódica es uno de ellos”, aseguró.

“Posiblemente existan otros problemas más graves, pero es bueno que la gente entienda por qué esto ocurre, ayudarlos a controlar la ansiedad e implementar estrategias para revertirlo. Y, de esta manera, hacer énfasis en otros trastornos que efectivamente puedan ser más importantes en este período”, finalizó.