Es la primera vez que la zona centro se encuentra considerablemente afectada por la erosión, lo cual ha causado una baja actividad en hoteles, restaurantes y negocios aledaños. Empresarios temen que este problema y el del sargazo tengan como consecuencia la perdida del empleos.

La erosión ha acabado con más de 40 metros de playa y esto se ha visto reflejado en la baja en ocupación en hoteles de la Quinta Avenida y del centro de Playa del Carmen.

El presidente de la Asociación de Hoteles del Centro de Playa, Omar Hipólito Ortíz mencionó que la ocupación hotelera se mantiene entre 45 y 51 por ciento; dijo que las oferta tarifaria ha disminuido y que hay consecuencias en la percepción del consumidor.

Mencionó que la situación tendrá efectos en la economía del municipio y que, en los hoteles del centro, se podría perder el 10 por ciento de la fuerza laboral.

Lenin Amaro Betancourt, presidente de la Asociación de Propietarios e Inversionistas y Prestadores de Servicios Turísticos de la Riviera Maya, dijo que el sargazo podría provocar pérdidas de 200 millones de dólares en los próximos meses y poner en riesgo a dos mil 500 empleos en la costa de la avenida Constituyentes a Juárez.