En 2019 se llegó a una cifra histórica en generación de basura. En todo el año, en el mundo se generaron 2,100 millones de toneladas de basura, en su mayoría compuesta por plástico. Una cifra que desgraciadamente crece años con año. No obstante, unas enzimas prometen ser la solución.

Hasta el momento ninguna acción previamente establecida por instituciones públicas y privadas ha dado resultados en la disminución de estos desechos.

La basura es un problema que crece desmesuradamente

Dentro de la problemática del exceso de generación de basura, el plástico es un protagonista de suma importancia. Se calcula que anualmente 8 millones de toneladas de este material llegan al océano para afectar la vida marina, pero hoy se sabe que unas enzimas pueden ayudar al medio ambiente.

Si bien el plástico es un polímero práctico, barato y eficaz, está generando un problema mayor y, si no se actúa pronto, no abra vuelta atrás. Afortunadamente, tanto empresas como gobiernos y la sociedad en general están generado normas y convenios para disminuir la demanda del plástico.

Como ejemplo, en nuestro país se han creado campañas de concientización, leyes que prohíben su uso e iniciativas para limpiar los ecosistemas que se han ido deteriorando de forma alarmante debido a la contaminación.

Te puede interesar: ¡LAS BOTELLAS DE PLÁSTICO DAÑAN NUESTRA SALUD!

Enzimas, la nueva solución contra el plástico

A pesar de todos los intentos, las acciones previamente mencionadas no han tenido el impacto que se necesita para generar cambios importantes. Sin embargo, el cambio puede llegar muy pronto con el descubrimiento que un equipo de científicos japoneses hizo en 2016.

Descubrieron una enzima capaz de descomponer el PET, un material muy usado para la fabricación del plástico, mismo que fue estudiado por científicos de todo el mundo.

En abril de este año, la empresa francesa Carbios anunció el descubrimiento de una enzima capaz de degradar en 10 horas el 90 por ciento de una botella de plástico. No obstante, para que esto pasara la enzima debía de estar a una temperatura de 70 grados.

Gracias al anuncio de la empresa francesa, científicos estadounidenses continuaron trabajando en una forma de optimizar el proceso.

El 28 de septiembre de este año se dio a conocer a través de un artículo en Proceedings of the National Academy of Scienses of the United States of America (PNAS), la creación de una superenzima capaz de descomponer el plástico en 10 minutos a temperatura ambiente.

Aquí te dejamos un video en el que se explica cómo trabajan las enzimas:

Este tipo de iniciativas pueden generar cambios a gran escala. Para no tener que vivir futuros sombríos, es momento de que hagamos nuestro mejor esfuerzo por reciclar y reutilizar.

Juntos podemos hacer el cambio que el mundo necesita.

Y tú, ¿qué acciones haces para cuidar el planeta?

Te podría interesar: ÁREAS NATURALES DE QUINTANA ROO ESTÁN CONTAMINADAS CON PLÁSTICOS