Aunque Gabriela Cámara estudió historia, su verdadero camino lo encontró en la cocina, desde donde ayuda a solucionar problemas sociales.

Ella, además de ser una reconocida chef internacional, se ha desempeñado como asesora desde hace varios años del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Su camino profesional, como mencionamos, inició lejos de la gastronomía, sin embargo, durante toda su vida estuvo muy presente.

La primera instantánea viene de italiana, donde su abuela materna, a una corta edad, le dejaba ayudar a preparar pasta. En México sucedía algo similar.

Te puede interesar: ORGULLO TZOTZIL: ELLA ES CLAUDIA RUÍZ, UNA DE LAS MEJORES CHEFS DEL MUNDO

Su abuela paterna era una gran cocinera y anfitriona, de esta manera tuvo herencia del viejo y del nuevo mundo.

Del arte a la cocina en un segundo

Su primer anhelo era estudiar historia y ser curadora de arte contemporáneo, pero al final, la cocina la llamó.

“Solía cocinar para todos los amigos y un día que estábamos en la playa un novio mío dijo: ¿Por qué no hacer un restaurante ya?”, dijo.

Afirma que lo que siempre le ha interesado es la gente, pero que nunca había considerado la profesión de restaurantera, hasta Contramar.

Este fue su primer restaurante, el cual lleva dos años abierto y se ha convertido en toda una institución en la Ciudad de México.

Su restaurante en San Francisco, Cala, la ha establecido como una elocuente traductora de la cocina moderna mexicana en Estados Unidos.

Y de hecho ahí también hace algo de activismo social, un sello que la caracteriza sobre sus otros compañeros.

Gastronomía y activismo social

Así como su talento para cocinar siempre estuvo implícito, el activismo también fue una herencia de sus padres.

Su padre fue jesuita, conoció a su madre en Harvard y vivieron en Estados Unidos, Latinoamérica y Europa.

“Mis papás siempre fueron gente super progresista, espiritual, dada a los demás, a vivir los principios cristianos más que un catolicismo de normas y reglas”, dijo.

Cuando en 2005 inauguró Cala en San Francisco decidió que daría una oportunidad de reinserción a expresidiarios.

Por esa visibilidad, en 2018 López Obrador la nombró directora del Consejo de Promoción Turística y en 2019 miembro del Consejo de Diplomacia Cultural.

Cámara dejó entonces Estados Unidos y se volvió a vivir a Ciudad de México. Su primer movimiento fue cerrar el primer organismo.

Para ella es tiempo de buscar nuevos horizontes y ha dejado claro que la alimentación es salud preventiva, y por eso cree que debe ganar presencia en el debate público.

Te puede interesar: LA CHEF MEXICANA CONQUISTA EL PALADAR PARISINO