Enero vas muy lento, métele nitro papi que ya queremos la quincena y esos tamalitos de la Candelaria.