Cozumel.- La subdirección de Ecología de Cozumel entregó a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) una cría de tigrillo que fue encontrada el miércoles por los propietarios de un taller mecánico de la ciudad.

El encargado del departamento municipal, Fernando Pola Rodríguez, explicó que a través de una llamada al número de emergencias se solicitó el servicio de la autoridad porque el felino se encontraba sobre los botes de aceite para autos.

Refirió que se trataba de un cachorro que presuntamente salió del terreno del aeropuerto, sin embargo se desconoce quién pudo introducirlo a la ínsula, ya que es una especie en peligro de extinción y no es nativa de la isla de Cozumel.

Por lo tanto Pola Rodríguez refirió que, al ser capturado, prosiguió la entrega del tigrillo a la autoridad competente, quien efectuará los procedimientos para que sea trasladado de regreso a su hábitat.