Un grupo de exploradores dio a conocer un nuevo descubrimiento a doce millas náuticas de la costa de Quintana Roo, entre Isla Contoy e Isla Mujeres, se trata de cenotes submarinos de agua dulce.

Las características de las formaciones geológicas y alineación de este a oeste de los tres cenotes hallados por Rodrigo y Luis Leal, son similares a los que se localizan tierra adentro.

El primer cenote tiene forma cilíndrica con una apertura alargada de 10 metros de largo por 2 de ancho; en el segundo, la entrada mide ocho metros de largo por dos de ancho; el tercero aún está por explorarse.

Con este hallazgo, se puede confirmar la complejidad del gran acuífero de la Península de Yucatán y que su suelo kárstico es único en el mundo.