Érika Sánchez, la joven de 25 años que laboraba en el hotel Azulik Tulúm y que desapareció hace cuatro meses, fue encontrada sin vida.

Su madre, en días pasados, declaró en sus redes sociales haber encontrado a su hija sin vida:

“Hola a todos. Como muchos saben, el 15 de junio del 2019, mi hija Erika Sánchez desapareció. Después de muchos meses de búsqueda y sin saber nada de ella, finalmente tenemos noticias. Lamentablemente, mi hija Erika fue encontrada sin vida. Como familia, esta es una situación muy triste y difícil, así que espero que tengan un poco de comprensión y respeto a lo que estamos pasando y sintiendo en estos momentos.”

Entre las dolorosas palabras, de igual forma, la señora Juana Sánchez encuentra un espacio para agradecer a todas aquellas personas involucradas en este hallazgo.