El INAH confirma la existencia de un palacio en la Zona Arqueológica Maya de Kulubá en Yucatán.

Alfredo Barrera Rubio, arqueólogo reveló que se trata de una gran construcción de 55 metros de largo por 15 de ancho y seis metros de altura, y que según vestigios encontrados, se registran dos períodos de ocupación: una en el periodo Clásico Tardío (600-900 d.C.) y otra en el Clásico Terminal (850-1050 d.C.).

El palacio fue hallado gracias a la liberación y el reconocimiento del basamento, las escalinatas y una crujía con pilastras en la parte superior. Forma parte de la plaza del Grupo C, además de que se cree que fue utilizada por la élite del lugar.

Se espera que en cuanto se terminen los trabajos de investigación y conservación sea abierta al público.