Cozumel.- Un 80 por ciento de las organizaciones de la sociedad civil en Cozumel corren el riesgo de desaparecer, ante la crisis económica que acompaña a la emergencia sanitaria por COVID-19, aseguró el representante de estas en la isla, Octavio Rivero Gual.

Reconoció que al dejar de recibir donativos por parte del sector empresarial y gubernamental, no podrán tener un fondo patrimonial suficiente para hacer frente a la contingencia, lo que ha provocado en algunos casos el despido de la plantilla laboral.

Rivero Gual resaltó que se hizo una encuesta a más de 50 asociaciones sin fines de lucro, reflejando una situación que no es sencilla de enfrentar, pues hay una reducción en los donativos de las empresas al ver disminuidos sus ingresos y utilidades.

En este sentido, explicó que en Cozumel la mayoría de las organizaciones brindan servicios de asistencia o desarrollo a personas en situación de vulnerabilidad, en temas de salud, discapacidad, adulto mayor, así como en campos de la investigación y medio ambiente, los cuales operan en su mayoría con donativos etiquetados, los cuales no pueden ser utilizados en aspectos distintos a los que fueron pactados previamente.

A esto, añadió que el sector empresarial y gubernamental no apoyan con el pago de sueldos, impuestos, prestaciones laborales, sino únicamente a los recursos tangibles que demuestren y queden como testimonio que el dinero fue invertido y no gastado.