En 2018, cada hogar desembolsó en promedio 14 mil 291 pesos por el servicio, un incremento de más de dos mil pesos al gasto que realizaron durante 2017.

Este aumento en el gasto de los hogares representó para la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ingresos por 10 mil 438 millones de pesos, en tanto que para los 730 mil 398 usuariosla variación representó un gasto adicional de dos mil 565 pesos.

De acuerdo a estadísticas, la CFE informó que en el primer mes del año 2019, el número de usuarios ascendió a 732 mil 885, entre hogares y sector empresarial, para el cual representa cerca de 30% de los gastos y paga las facturas más altas.