Después de que 23 países que forman parte de la OPEP+ pactaran la reducción de 9.7 millones de petróleo diarios, se espera un recorte en la producción mundial y disminuir la crisis de precios producto de la pandemia de coronavirus.

Este trato contempla la salida del mercado de 9.7 millones de barriles diarios en un lapso de casi dos años, del 1 de mayo de 2020 hasta abril del 2022.

Ante este acuerdo, México se negó a reducir 400 mil barriles diarios, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, acordaba solo 100 mil, pero un día después, el mandatario federal informó que Estados Unidos ayudará al país con el resto del recorte.

La demanda de los energéticos se vio disminuida por las restricciones, originando que el precio del petróleo cayera de forma abrupta, originando que la primera negociación de OPEP+ fracasara; se desató una guerra de mercado entre Rusia y Arabia Saudita que terminó hundiendo al crudo.

Los países ya se están preparando para reducir su producción, sin embargo, aún estamos a la expectativa de como México retribuirá el préstamo a Estados Unidos.