Este fin de semana, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo un recorrido por Campeche, Yucatán y Quintana Roo; en su paso, adelantó sus intenciones de llevar a cabo en diciembre la consulta que definirá la viabilidad del Tren Maya, uno de los programas más ambiciosos en su administración.

Confirmó que esta decisión será llevada a cabo por todos, y especialmente por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), quien definirá si el recorrido del Tren Maya sirve verdaderamente a las comunidades o no.

El mandatario confesó por cuenta propia estar a favor de la macro obra, y aunque el tema de afectaciones al medio ambiente está presente, comentó que existirá responsabilidad total ante la instalación de las líneas.