La cultura de donación de sangre en el municipio morelense ha ido en aumento, luego de efectuarse tres jornadas en meses pasados, la gente ha estado participado; así lo indicó el director del Hospital General, Ulises Fraile Escamilla.

Fraile Escamilla, vio de buena manera esta actitud por parte de los morelenses, pues en poco tiempo ha estado tomando fuerza el ayudar al prójimo, luego de que al principio era complicado y era más de convencimiento.

Explicó que al principio la gente no tenía ese conocimiento, existía temor y en la que la primera campaña únicamente se lograron recaudar 20 paquetes; para esta última campaña se lograron 50 paquetes, lo que es un buen número sólo en la cabecera.

“Lo que esperamos es que la gente no se desanime, al contrario que quiera sumarse y unir su granito de arena a estas campañas que tenemos pensando dos por año para que los donadores tengan oportunidad de prepararse y no sean sorpresivos”.

La segunda campaña para este año será cerca del mes de septiembre, por lo que en poco tiempo se iniciarían con la preparación de ello para que todo salga bien.

Agregó que se han tenido donadores recurrentes entrega las cuales destacan los deportistas, así como gente de comunidad de apoyar a sus amigos.

“La sangre después que es donada en un periodo aproximado de un mes se regenera completamente, el cuerpo no tiene ningún tipo de secuelas; pero también ayuda a la persona que se le hace todos los exámenes pertinentes y saber un panorama general de cómo están de salud”.

Actualmente el hospital general cuenta con cinco paquetes de sangre para ayudar a quien lo necesite, llamase mujeres embarazadas o algún accidentado, lo cual ayuda para brindar atención en lo que es trasladado a una unidad de mayor atención.