La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) tenía previsto que en abril podrían perderse 600 mil empleos registrados en el IMSS por la contingencia y fue el mismo Instituto Mexicano del Seguro Social quien el pasado martes informó que durante el mes de abril se perdieron 555 mil 247 empleos formales.

Esta cantidad de desempleos es correspondiente sólo al primer mes en el que el gobierno federal declaró emergencia sanitaria para frenar la propagación del nuevo virus y el cierre de industrias y comercios considerados no esenciales.

Si bien la tasa de desempleo fue menor a la esperada, se espera que, si la reactivación comienza en junio, en mayo se perderán 650 mil empleos formales más.