El Consejo Coordinador Empresarial de la Riviera Maya (CCERM) manifestó sus diferencias por la presencia intermitente de extranjeros en la zona -específicamente de argentinos- que ocupan de manera irregular puestos laborales que mexicanos pudiesen ocupar.

En una conferencia virtual, el líder del CCERM, Lenin Amaro Betancourt, se quejó con el titular de la representación del Instituto Nacional de Migración (INM) en Quintana Roo, Ángel Ramírez Florescano, argumentando que administraciones pasadas, ciudadanos extranjeros -principalmente argentinos- se desempeñaban laboralmente de manera irregular en la zona.

Amaro Betancourt añadió que la falta de control y adecuada documentación de algunos de estos extranjeros ha generado algunos conflictos internos -especialmente por las plazas que pudieron ocupar mexicanos- así como la pérdida de control de los empleadores en cuanto a sus relaciones laborales, debido justamente a la falta de documentación de los trabajadores extranjeros.

Por su parte, el titular de Migración señaló que la pandemia provocó que muchos ciudadanos argentinos regresaran a su país, y que incluso la semana pasada se hicieron dos vuelos humanitarios hacia Argentina para los ciudadanos que lo solicitaron.