Si bien el país y la región de América Latina ya enfrentaban problemas en el tema de alimentación, la desnutrición y la obesidad infantil, la pandemia empeorará la seguridad alimentaria de al menos uno de cada tres niños en México.

“La pandemia va a empeorar esta situación y es lo que nos preocupa, ya que el confinamiento y el cierre de escuelas, la limitación del comercio y las exportaciones están alterando gravemente el sistema alimentario mundial y nacional y están condenando a millones de familias a dietas poco o nada saludables” aseguró Víctor Aguayo, director adjunto de la División de Programas y jefe mundial del Programa de Nutrición del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Por su parte, Marie Ruel, directora de la división de Pobreza, Salud y Nutrición del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), explicó que el desempleo o la falta de ingresos aumentará este fenómeno, pues el primer comportamiento es comprar alimentos procesados que proporcionan muchas calorías a los niños pero no los nutrientes necesarios.

Especialistas advierten que la situación podría agravarse 10 puntos a finales del año.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal (SSA) hasta la semana 25, Quintana Roo mantiene 47 casos de desnutrición severa. La cifra representa un aumento de 176% más que en 2019, pues solo se tenían registrados 17 casos.

¿Qué opinas?

 

Te podría interesar: Acuden por plantas medicinales para aliviar síntomas del coronavirus, en la zona maya