El COVID-19 es una enfermedad que puede ser de gravedad para ciertos grupos de población, como las mujeres gestantes, quienes podrían experimentar partos prematuros si se contagian durante el embarazo.

De acuerdo con la Secretaría de Salud (SSA), son las jóvenes quienes pueden verse más afectadas por el virus.

En septiembre de 2020 la revista médica especializada BMJ publicó los resultados de un estudio en los que se indicaban los riesgos que corren.

Por ejemplo, que haya más probabilidades de que den a luz de manera prematura; sin embargo, los requerimientos que necesiten pueden ser mayores.

No sólo porque el embarazo implica cierta vulnerabilidad, sino que a este se le sume alguna condición de salud, como sobrepeso, diabetes e hipertensión.

Te puede interesar: Efectividad de las vacunas contra COVID-19

Estos son elementos que los médicos consideran como agravantes para las mujeres, que por su estado, tienen una menor respuesta inmunológica.

¿Cuántas mujeres han dado positivo en México y Q. Roo?

Durante toda la pandemia de COVID-19 se han estudiado 73 mil 785 mujeres con sospecha de COVID-19.

De las cuales 20 mil 329 (27.6%) han adquirido el virus SARS-CoV-2 y de estas, 389 han fallecido, con una letalidad acumulada de 1.91 %.

Asimismo, se tiene registro de 24 mil 311 recién nacidos notificados en plataforma de SISVER, de los cuales 7.86 % tuvieron la enfermedad.

En el estado de Quintana Roo se han detectado entre 360 a 600 casos y cinco defunciones, de acuerdo al mapa de contagios publicado por la Secretaría de Salud.

Sin embargo, se estima que en promedio siete de cada 10 afectadas cursan la enfermedad de manera ambulatoria, es decir, desde su casa.

Ya que sólo el 28.7% ha necesitado hospitalización por complicaciones y de ellas el 97% ha evolucionado de manera adecuada.

Secuelas del COVID en el embarazo

embarazo

Pese a que la mayoría supera la enfermedad, algunos estudios apuntan a que pueden haber secuelas.

Investigadores de los Estados Unidos descubrieron que quienes dan positivo presentan un 60% de riesgo de sufrir un parto muy prematuro, y un 40% de que sea parto prematuro.

El estudio sugiere que también se asocia la hipertensión, la diabetes y la obesidad, con la gravedad de la infección y resultados adversos.

Aunque, debido a que la investigación cerró antes de la vacunación hacia este sector, haría falta conocer cómo influye la vacuna.

Debido a que esta fue aplicada para evitar todas estas complicaciones en caso de contagio.

Sigue leyendo: ¿Qué síntomas de COVID-19 podrías tener según tu edad?