El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera UIF), Santiago Nieto Castillo, en su libro Sin filias ni focias, revela que una investigación realizada por Mexicanos Unidos Contra la Corrupción y Quinto Elemento Lab dio a conocer que durante juicios en Estados Unidos y Brasil, el director de la constructora brasiñeña Odebrech, Mercelo Odebrech, reveló que los recursos ilícitos utilizados en México se utilizaron para campañas electorales entre 2010 y 2016 en Chihuahua, Veracruz, Quintana Roo y Estado de México.

Como parte de su investigación, Nieto entrevistó a Marcelo Odebrech para conseguir más información sobre el caso en la Fiscalía de Brasil y buscar probar si se habían transferido millones de dólares con relación a algún proceso electoral.

En efecto, se comprobaron transferencias correspondiente a los años 2010 y 2011, años en los que se realizaban las elecciones locales y en 2012, fecha en la que Enrique Peña Nieto ganó la presidencia, también se registró otra transferencia millonaria.

Durante los dos años de las primeras transferencias, los priistas que ganaron gobernaturas fueron Javier Duarte de Ochoa en Veracruz; César Duarte Jáquez en Chihuahua; Roberto Borge Angulo en Quintana Roo y Eruviel Ávila Villegas en el Estado de México. Los tres primeros han sido extraditados por desvío de recursos públicos.

Cabe señalar que estos supuestos delitos electorales ya han prescrito, no obstante, en caso de comprobarle a Peña Nieto el delito de soborno, se podría hacer responsable.

A cambio de contratos petroleros Odebrech estuvo realizando sobornos millonarios en México y Perú.

 

Te podría interesar: RICARDO ANAYA Y OTROS PANISTAS ACEPTARON SOBORNOS MILLONARIOS PARA APROBAR EL PACTO POR MÉXICO, REVELA LOZOYA